¿Quien $&@?%£ soy yo para hablar de Dinero?

No soy una Guru del dinero, y durante mucho tiempo creí que yo no tenía ninguna autoridad moral para hablar u opinar acerca del dinero cuando la mayor parte de mi vida tuve una relación tan poco consciente con este.

Soy hija única de padre y madre, los cuales a su vez tienen una historia interesante que impactó significativamente en mi forma de relacionarme con el dinero.

Mi madre fue la 4ta hija de cinco, de un matrimonio que tuvo recursos limitados, se cuenta en mi familia que mi abuelo materno perdió a su primera esposa y que tenía cierta inclinación por la apuesta y el juego, él le llevaba 30 años de diferencia a mi abuela, la conoció cuando ella iba a cumplir 30 años (edad que se consideraba como una "mujer quedada" en ese entonces) Una vez que se casaron, ella se dedico a criar a sus hijas y cuando nace mi madre se dan cuenta que sus condiciones de salud eran muy pobres y que requería cuidados que para ellos era dificil de abastecer, así que la entregaron a otra familia para que la cuidaran y la ayudaran a sobrevivir. Esa familia de acogida, fue la misma familia en la que yo nací y me críe.

Viviamos en una posición suficientemente acomodada economicamente hablando, pero siempre con la sensación de que aquello no era realmente nuestro y que no teníamos derecho a tomar de ahí , en esa familia recibimos tanto mi madre como yo, muchos beneficios, pero en el fondo nunca sentí que nos perteneciera.

Algo que me parece importante mencionar es que mis padres se conocieron, se enamoraron y por las diferentes programaciones familiares que cada uno tenía, antes de que yo cumpliera un año de edad mis padres se separarón, así que crecí sin una figura paterna que me brindara seguridad, apoyo o protección, atributos que muchas veces asociamos al dinero .

Así que crecí con una coraza de protección en donde no me permiti sentir la falta o la ausencia de mi padre, durante mucho tiempo me conté el cuento de que "no lo necesitaba, ni lo había necesitado, y mucho menos me importaba no tenerlo" mismo discurso que tambien utilice con respecto al dinero durante mucho tiempo en mi vida.

Sin embargo secretamente anhelaba tener dinero, incrementarlo, dejar de perderlo, y admiraba secretamente a las personas que parecia que podían multiplicarlo de formas que yo no veía posibles para mi, yo quería saber cual era la formula secreta y al mismo tiempo me avergonzaba y repudiaba que me interesara porque me hacía sentir sucia, vulgar, corrupta, interesada o superficial. Así que me puse una mascara de falsa humildad, desinteres y altruismo para que no se me notara la parte que yo creía mas oscura de mi.


¿Cual fue mi punto de INFLEXION?


Pues justamente cuando conozco a mi marido y estabamos a punto de recibir a nuestro primer hijo, hasta ese momento ya había detectado que "me costaba" soltar el dinero, teniendo el miedo constante a que no haya, a que se acabe y no regrese, pero hasta cierto punto me sentía confiada porque mi marido tenía un buen puesto laboral que le redituaba economicamente bastante bien y que aunque la mayor parte del tiempo se encontraba ausente, economicamente sabía que podía responder y proveer sin ningún problema a nuestra recien estrenada familia.

¿Cual seria mi sorpresa? Que a los pocos meses de nacido nuestro primogenito, mi marido enfrentó una crisis (resultado de sus propias programaciones inconscientes) y se quedó sin trabajo, situación que me llevo a tomar el timón del barco, y cubrir la función principal de provedor económico para sacar adelante a mi famlia y es justo ahí en donde me doy cuenta que era importante y sumamente necesario mirar y trabajar a conscencia la relación que tanto había negado o rechazado hasta ese entonces. El dinero.

¿Fue sencillo asumir lo que me estaba sucediendo y reconciliarme con la energía del dinero? La verdad, no, y tampoco llegue a la reconciliacion de la noche a la mañana, de hecho aún en ciertas ocasiones tengo que detenerme y observar atentamente desde que emocion me estoy relacionando con el dinero, si tengo miedo, si lo estoy controlando, si tengo pensamientos catastroficos relacionados a este y con respecto a no sentirme merecedora o capaz de atraerlo a mi vida.

Pero en aquel entonces fue una bomba, pues me tomó un tiempo descubrir lo enojada que estaba porque se me rompiera la fantasía del principe que rescata a la princesa en peligro, por verme o vivirme como mi propia madre se vivió a si misma (madre soltera con todo el peso y la responsabilidad económica) y aunque yo no lo era, empece a reconocer que me identificaba fuertemente con ella, con su dolor, su fastidio, su cansancio y su protesta. Me viví sola sin apoyo y con una sensación de injusticia infinita. A la par de estas emociones estaba la culpa, la cual me tarde mucho tiempo en descubrir que la tenía pero de manera inconsciente me sentía responsable de la perdida de trabajo de mi marido y una manera de reparar esta culpa fue comenzando a endeudarme economicamente tratando de mantener un estilo de vida que en ese momento no nos correspondía. Fue hasta que en un proceso de terapia profunda pude darme cuenta que necesitaba parar y emprender un camino de PERDON, con mis padres, con mi marido, pero principalmente conmigo misma.


Ese fue el primer paso de un camino de sanación y reconciliación con la energía del dinero, sin duda el perdón es uno de los pilares más importantes para poder abrirnos a recibir más, por ello te invito a revisar tu propia historia y a descubrir los patrones y las programas inconscientes que heredaste a través de lo que experimentaste como niñ, lo que te dijeron y también lo que no, tanto la palabra, el acto, la ausencia o la omisión moldean profundamente nuestras percepciones con respecto a nuestra relación con nosotros mismos, sobre quienes somos y lo que sentimos que merecemos. El dinero solamente nos refleja nuestra propia carencia emocional.

Si estás interesada en mejorar tu relación con el dinero, recuerda que aún estás a tiempo de unirte al grupo de Pases Mágicos que dura 5 semanas para cambiar tus programaciones inconscientes con respecto al dinero y abrirte a recibir más.


 



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo